Yo quería

Yo contigo quería un amor bonito. De esos que se hablan despacito. De los que se necesitan. De los que comparten. De los que se hablan con la mirada.

Yo quería días interminables de besos infinitos. Quería fines de semanas en pijama. Noches de series y películas.

Yo quería que me hicieras reír. Hablar hasta dormir.

Yo creía que eras el que había estado esperando hace mucho tiempo. Y me daba mucha tristeza admitirlo, pero no. Te idealicé.  Pero la burbuja ya se rompió.

Quédate aquí, yo soy la que se va…

Mujereologia

image

He tomado una decisión, no sé como llegue a este punto pero no me quedan más ganas, ni siquiera me queda energía para pedirte que te quedes, por eso no te vayas, quédate aquí, yo soy la que se va…

Me voy de esto tan efímero que fuimos nosotros, me retiro por completo de las charlas largas y secretos compartidos, así como de los breves momentos, me voy porque puedo, porque estoy a tiempo y porque quiero. No podría disculparme por esto, no lo haré, a ti no te importó lo que sentía, a mi tampoco me tiene porque importar; desde un principio se advierten las reglas del juego, jugaste sucio, jugaste mientras ibas ganando y de pronto renunciaste a la partida.

¿Sabes? Me siento entera, me siento bien y voy a seguir caminando, me quedo con lo bueno y lo malo lo suelto. Si tú no supiste ver lo…

Ver la entrada original 177 palabras más

Día negro

Empecé el día con el pie izquierdo. Hace mucho no lo hacía. Es más, ni siquiera me molestaba por alguna crítica que me hicieran o algo por el estilo. Pero hoy pasó. Y no por algo malo en específico que me haya ocurrido, simplemente fue como si el cuerpo me lo hubiera pedido. Creo que a veces, las crisis que nos ocurren son para darte la oportunidad de sacar todo para volver a empezar. La manera en la que uno se aísla y llora y se siente impotente es algo que de vez en cuando necesitamos. Es como un respiro al alma, la formación de un huracán que coge todo a su paso y se lleva todo, todo lo que nuestro ser necesita expulsar como medida de ayuda o simplemente como medida de liberación.

No estamos aquí para sentir culpa — Blueberry

No estamos aquí para vivir con culpa, para vivir arrepentidos ni para cuestionarnos si el modo en que sobrellevamos situaciones pasadas fue la adecuada o no. Quizá estamos aquí para aceptar que no existe una respuesta clara y definida a cómo debemos responder ante determinadas situaciones. Somos dependientes de las circunstancias, de nuestras emociones y […]

a través de No estamos aquí para sentir culpa — Blueberry